poncho terminado A

Mis estimados seguidores. Hoy llegamos a los cuatro millones de visitas. Me colma de satisfacción alcanzar esa cifra que se va formando paso a paso a medida que avanzamos en el curso de tejido. Nada de esto sería posible sin vuestro apoyo, sin vuestras visitas, sin vuestros comentarios, o consultas. MUCHAS GRACIAS.

crear un patrón desde cero

crear un patrón desde cero

Cuando queremos tejer una prenda, pero no contamos para ello, con un molde o patrón, con las explicaciones paso a paso, para realizarla, sentimos que no seremos capaces de hacerla sin tener esa guía.
Esto nos lleva a perder mucho tiempo buscando en revistas, recortes, preguntando a las amigas, buscando en internet. Sabemos que para encontrar alguna información en internet, debemos estar a veces muchas horas delante de la computadora. No, porque no haya información, sino porque es mucha y al mismo tiempo, si no escribimos la palabra clave correcta, el buscador nos direcciona a una infinidad de sitios que no tienen nada que ver con lo que tenemos en mente.
Con esta guía de pasos generales, podemos realizar un chaleco, un pulóver, un saco, tanto para dama, como para hombre o para niño.
Lo que debemos hacer es un pequeño croquis de lo que pretendemos crear.

dibujaremos un croquis como este.
El primer paso es tomar las medidas de la persona para quien tejeremos.

El contorno de cadera y contorno de pecho es la guía para el ancho de la prenda. A esta medida la anotaremos en nuestro cuaderno de Apuntes de Tejedora.  Trabajaremos con la mitad de esa medida, ya que se trata del contorno y nosotros haremos la prenda en dos partes: espalda y delantera.

Espalda

Trabajaremos primero la espalda. Si el contorno nos dio 90 cm., trabajaremos sobre 45 cm para la espalda.

Para saber cuál va a ser la medida de los hombros, tomaremos la medida del ancho de la espalda. En una prenda para dama, el ancho de la espalda será menor al contorno de pecho y al contorno de cadera. Solamente debemos restar a la mitad del contorno de cadera el ancho de espalda. Los centímetros  de diferencia es lo que debemos descontar para tener el ancho de espalda necesario.

Por ejemplo: Si la mitad del contorno de cadera es de 45 centímetros y el ancho de espalda es de 35, tenemos una diferencia de 10 centímetros. Estos 10 centímetros es lo que descontaremos en total en ambas sisas para obtener el ancho de la espalda que necesitamos. Esto significa que debemos descontar 5 centímetros en cada sisa.

Esta diferencia es siempre variable, de acuerdo a la complexión física de la persona para quien tejemos. Si se trata de una mujer que tiene espalda pequeña pero cadera amplia, la diferencia será mayor, obviamente.

Si se trata de una mujer de busto muy grande, obtendremos la diferencia tomando en cuenta la medida de busto.

Cuando hemos completado la pieza hasta la altura de los hombros, necesitaremos saber cuántos centímetros daremos para cada hombro y para el escote. En este caso, dividiremos el resultado entre 3. Es decir que tendremos 3 partes iguales: una para el hombro derecho, otra para el cuello, y la tercera, para el hombro izquierdo.

Delantera

Realizada la espalda, comenzaremos con la delantera. Colocaremos la misma cantidad de puntos.  Trabajaremos de igual forma a la espalda hasta la altura del comienzo de las sisas. Haremos los mismos descuentos.

También acá debemos utilizar el mismo cálculo que hicimos para saber cuántos centímetros debemos tener para cada hombro y el escote.

Si tenemos 35 centímetros para el ancho de espalda y lo dividimos entre 3, tendremos la siguiente operación: 35/3=11,6 ; esto quiere decir que tendremos 11,6 centímetros para cada hombro y la misma cantidad para el escote.

Para conocer a cuántos puntos equivalen estos centímetros debemos utilizar la muestra. Para saber cómo realizar una muestra y cómo utilizarla, las instrucciones están en este enlace.

En esta pieza tenemos el escote. En este caso doy la explicación para un escote a la base, con una profundidad de 6 o 7 centímetros. Esto significa que trabajaremos hasta que falten 6 centímetros para alcanzar el largo que dimos a la espalda.

Ejemplo: Si tenemos 90 puntos, en total, serán 30 para cada hombro y 30 para el escote.

Escote.

Para iniciar el escote, cerramos los 10 puntos centrales, todos de una vez. Luego tendremos los 20 puntos restantes que repartiremos en 10 para cada lado del escote. ( 3-2-2-1-1-1)  Explico:  Luego de cerrar los 10 puntos centrales, completamos la hilera y volvemos. Ahora trabajaremos cada lado del escote, por separado.  Los puntos del otro lado del escote quedan en la aguja, en espera, momentáneamente.

Al iniciar la hilera, del lado del escote, cerramos 3 p, terminamos la hilera y volvemos.  Al comenzar nuevamente, del lado del escote, hacemos lo mismo,  cerrando 2p, terminamos la hilera y volvemos; al iniciar otra vez del lado del escote, descontamos nuevamente 2p; terminamos la hilera y volvemos. Al iniciar nuevamente del lado del escote, descontamos 1 p; continuamos haciendo estos descuentos de a 1 p dos veces más, hasta completar 10 puntos en total.  Si al completar los descuentos aún no llegamos al alto total, continuamos tejiendo recto, hasta alcanzar el largo deseado.

Cortamos la hebra y hacemos lo mismo del otro lado del escote.

Para una profundidad mayor trabajaremos de la misma forma, pero empezando los descuentos tantos centímetros antes como profundo pretendemos hacer el escote.

Mangas.

Para realizar las mangas, y los cálculos para saber cuántos puntos y cuántos aumentos o descuentos realizaremos, encontraremos la explicación en este enlace

Estos hermosos botines los he confeccionado para complacer a Marta Elena. Es una creación de origen holandés, su inventor o inventora, de  apellido Saartjes.

No se puede considerar entre las prendas más fáciles, pero no son difíciles. Los recomiendo para quienes ya tengan experiencia en tejido.

Siempre es interesante realizar alguna prenda diferente, o con una técnica distinta. Este mismo modelo se puede realizar también en crochet.

Invito a todos mis lectores a ver la explicación en mi nuevo blog en plataforma Blogger.

Pueden realizar comentarios en el nuevo blog; al igual que en este responderé a todos.

 

Anotaremos todo

Anotaremos todo

Existen algunos detalles que son fundamentales cuando aprendemos a tejer. Resulta de gran ayuda ir anotando el avance de nuestro trabajo, paso a paso, y a nuestra manera, con nuestro lenguaje.

Es bueno tener un cuaderno y un bolígrafo a mano mientras trabajamos en toda prenda que realizamos. Aun cuando nos estemos guiando por alguna explicación impresa, necesitaremos realizar alguna anotación, a fin de corregir un error, o tener en cuenta un detalle interesante, que luego resultará útil en otra parte del mismo trabajo, o en una nueva prenda.

(más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.332 seguidores