ecaamkn33cawituo7cabbg181cacf472vcamg8qp7cadzgg2vcaw95a8gcaxwiwrfcar3xvmgcang3d3acakgsimrcab60et4ca4p53fvcaadpjs0cabqm7joca54tt8fca78xo9jca0nkl182

Ya hemos visto cómo se da forma a los diferentes tipos de escotes. Ahora veremos cómo formar los diferentes tipos de cuellos que podemos hacer con estos mismos escotes.

Comenzaremos con la explicación para la realización de la vista en un escote en V.

Esta forma de escote quizás sea la más utilizada en muchas prendas.  La encontraremos tanto en prendas de mujer, como de hombre. La única dificultad que presenta es un poco de atención al momento de formar la vista, o terminación de escote.

 En este caso daré las explicaciones para realizar las terminaciones  en punto elástico; pueden hacerse en el punto que se prefiera. Personalmente, prefiero el punto elástico, permite una terminación más ajustada y no pierde la forma con el uso.

Terminación en punto elástico para un escote en V.

Comenzaremos levantando los puntos alrededor del escote. La única dificultad en esta tarea es levantar con cuidado cada punto. Un consejo. Para lograr que quede con buen aspecto esta vista, se debe levantar los puntos con una aguja de tamaño más pequeño a la que tejimos la prenda; esto hace que sea más fácil pinchar en el lugar correcto. Debemos tomar un punto e ir tomando los siguientes en un movimiento como si fuéramos trazando una espiral con la aguja. Este movimiento de giro siempre hacia el mismo lado hace que nuestros puntos se vean parejos y no se formen agujeros en esta primera hilera.

Recomiendo tomar así los puntos y si es necesario, pasarlos a otra aguja para acomodarlos o retomar alguno que hubiéramos salteado. A veces puede ser necesario pasarlos de una aguja a la otra varias veces hasta lograr que queden tomados correctamente.

Para formar el escote V, luego que tenemos todos los puntos levantados en la aguja, tejemos la primera hilera en punto elástico, teniendo cuidado de tejer el punto central, (el que forma la base de la V) al revés.

En la hilera del derecho del tejido, procederemos así: siempre tejiendo en punto elástico, al llegar al punto central, tomamos los 2 puntos anteriores a este punto central y los tejemos juntos al revés; tejemos el punto central al derecho y los dos puntos siguientes, juntos, al revés.

En la hilera de revés, tejemos los puntos tal como se presentan. Repetimos las disminuciones siempre igual, en las hileras del derecho de la labor.

Continuamos tejiendo de esta manera hasta tener el ancho de vista deseado. Una vez alcanzado este ancho, procederemos a cerrar los puntos. Esto se debe hacer sin ajustar y teniendo cuidado de realizar acá también las disminuciones.

Un consejo. La terminación de una prenda es la carta de presentación de la tejedora. Nunca debemos dudar si es necesario desarmar el trabajo para corregir un error. La vista en un escote debe quedar perfecta. Si presenta defectos o puntos mal tomados, afeará todo el trabajo.

About these ads