Realizar un pompón es tan fácil y divertido, que podemos hacerlos de los colores que nos guste y dejarlos para utilizarlos en diferentes prendas. A lo largo del curso veremos que los utilizaremos en varias prendas. Siempre quedan muy bien. El pompón se puede hacer utilizando hebras de un solo color, o de varios colores y tendremos un pompón multicolor.

Para realizarlo vamos a necesitar dos círculos de cartón fino, o cartulina. Debe tener cierta rigidez, pero ser al mismo tiempo flexible, para que sea más fácil retirarlo una vez terminado nuestro pompón; por esto prefiero  utilizar cartulina.

Para trazar los círculos podemos utilizar un compás, pero si no lo tuviéramos usaremos la boca de un vaso o un posillo, eso es indiferente; lo que necesitamos es que nos quede un círculo perfecto. Para esto colocamos la cartulina sobre la mesa, colocamos el vaso boca abajo sobre la cartulina y con un bolígrafo o lápiz, trazamos ese contorno.

Un detalle importante: el tamaño del círculo, será el tamaño de nuestro pompón. Una vez trazado, recortamos con mucho cuidado ambos círculos. Los colocamos uno sobre otro y recortamos un pequeño círculo en el centro, de un centímetro aproximadamente. Este agujero lo podemos lograr apoyando un botón y tal como hicimos con el vaso, marcaremos su contorno, y lo recortaremos.

Una vez dibujados nuestros círculos, enhebraremos una aguja de coser lana con una hebra muy larga y sosteniendo ambos círculos bien juntos apretaremos la colita de la lana entre el pulgar y la cartulina y comenzaremos a pasar la hebra; metiendo la aguja en el agujero del centro y sacándola, iremos rodeando el círculo desde el centro hacia afuera.

De esta manera vamos  rellenando el cartón, volviendo a enhebrar tantas veces como sea necesario. Debemos cubrir muy bien el cartón, y cuidaremos de dejar una pequeña separación en las hebras, en un lado para poder retirar estos círculos luego. 

Pero además seguiremos colocando hebras alrededor hasta que quede bien gordo. No es suficiente solamente cubrir la cartulina, hay que rellenar, una y otra vez hebras encimadas, de esta manera lograremos un pompón bien apretado y tupido.

Cuando ya no podemos colocar más hebras, meteremos una tijera por esa abertura que dejamos entre las hebras de lana y la haremos pasar de manera vertical entre ambos círculos de cartón e iremos cortando con cuidado en el borde de estos círculos, las hebras de lana.

Dejo estas imágenes que encontré, muy bien logradas. Creo que pueden ser de gran ayuda para entender la explicación.

  

Luego enhebramos la aguja con una hebra doble y algo larga para dejarle unas colitas que son las que utilizaremos luego para fijar el pompón a la prenda. Con esta hebra pasaremos la aguja entre ambos círculos, daremos varias vueltas y anudaremos muy fuerte. Este nudo es lo que mantendrá unidas las hebras que forman el pompón. Si quedara flojo, se desarmará o se deformará el pompón.

Luego que lo tenemos bien atado, retiramos el cartón, no importa si se rompe. Muchas veces es necesario romper la cartulina para retirarla.

About these ads