Para realizar una muestra colocamos una cantidad determinada de puntos en labor, por ejemplo 20 puntos. Esto depende del grosor de la fibra que estemos utilizando. Calcularemos que el ancho de la muestra sea de por lo menos 10 centímetros y tejemos en el punto y con las agujas que vamos a utilizar para la prenda. Tejemos tantas hileras como sean necesarias para lograr un largo de 10 centímetros, como mínimo.

Estas medidas no son obligatorias. Se puede optar por otras medidas, como 20 centímetros de ancho por 20 de largo. Estas cantidades serán la unidad  para el cálculo de medidas de la prenda.
Lo importante de la muestra es que se realice en el mismo punto, las agujas y la fibra con que se realizará la prenda final. Si no sabemos qué número de aguja utilizar, es mejor hacer varias muestras, con distinto número de aguja hasta lograr la tensión deseada.

Cómo sabemos cuál es la tensión adecuada. La tensión correcta para el punto elegido, es aquella que produce un trama pareja, y vaporosa, nunca debe quedar apretada. Si se nota una trama muy cerrada, se debe probar con un juego de agujas un poco más gruesas, si es al revés y queda agujereado el trabajo, se debe utilizar unas agujas un poco más finas.

Si utilizamos lana para bebé, trabajaremos con las agujas números del 1; 2; 2,5 y hasta número 3.

 

La utilidad de la muestra antes de empezar el trabajo.
La utilidad de la muestra radica en que será la unidad de medida para el cálculo de la cantidad de hileras que deberemos tejer y la cantidad de puntos que habremos de colocar en trabajo para obtener la prenda deseada.

Una vez finalizada la muestra, se deja reposar al menos 24 horas. Luego se mide el ancho y el largo. El cálculo se hará basándose en estas medidas.
Para el ancho se cuenta la cantidad de puntos de la muestra y para el largo se cuenta la cantidad de hileras de la misma.

Forma de calcular las medidas de la prenda en relación con la muestra. Si la muestra mide 10 cm de ancho y en ese ancho tiene 20 puntos, sabremos que cada 10 centímetros habrá que colocar en la aguja, 20 puntos.
Por ejemplo, si queremos tejer una bufanda de 60 centímetros de ancho, hay que colocar 6 veces el ancho de la muestra. Si cada 10 cm, son 20 puntos, colocaremos (20 por 6) 120 puntos.
Para calcular el largo de la prenda, contaremos la cantidad de hileras de la muestra. Por ejemplo, si la bufanda que queremos tejer, debe medir 1 m y la muestra mide de largo 10 cm,  en esos 10 cm, tiene 30 hileras,  sabemos que necesitaremos 10 veces el largo de la muestra, por lo tanto habrá que tejer 300 hileras.

About these ads