Hoy comenzaremos a tejer una manta para bebé utilizando restos de lanas de colores. Es una manera hermosa de aprovechar algún resto que nos quedó cuando hicimos otra prenda. Generalmente, siempre sobra algún poco de fibra cuando terminamos una prenda.

En este post vamos a utilizar varios colores. Es necesario prestar atención a estos consejitos. Debemos seleccionar todos los restos de lana antes de comenzar, luego haremos una pequeña muestra con unos pocos puntos para ver la combinación de colores que daremos a nuestra labor.

La mejor forma, es juntar todos los restos y armar pequeños ovillos (uno por cada color). También puede apreciarse la combinación intercalando los ovillos y seleccionando el orden que más nos guste.

Para que esta pieza resulte más amena, daré la explicación para realizarla en cuadrados o en rectángulos. También puede realizarse a rayas. Acá daré ambas explicaciones.

Manos a la obra. Manta confeccionada en cuadrados o rectángulos de colores. Comenzaremos colocando 30 o 40 puntos en trabajo. No importa ahora, en este momento con qué color empecemos. La combinación la haremos cuando vayamos uniendo los cuadrados. Los tejeremos en punto santa clara, y haremos uno de cada color; luego iremos repitiendo los colores.

Punto Santa Clara: todas las hileras iguales, se tejen en punto derecho. Trataremos que el cuadradito que estamos tejiendo tenga casi el mismo ancho que largo. En este caso tejeremos unas 40 hileras. Pero cuidado, este dato depende del grosor de la lana que estamos utilizando; en algunas fibras más finas, necesitaremos más hileras.

La mejor manera es medir cuántos centímetros son los 40 puntos que tenemos en la aguja y tejeremos durante otros tantos centímetros de largo.

Si esta explicación les resulta algo confusa, por favor, envíen comentarios y trataré de ser más clara.

Tejeremos los cuadrados e iremos colocándolos en una caja hasta el momento de empezar a unirlos. En este caso haremos cuadrados de 20 centímetros de ancho por otros 20 de largo. No especifico la cantidad de puntos porque variará con el grosor de lana que estemos utilizando.

Cuando tengamos unos 36 cuadrados, podemos unirlos. Para esto uniremos por un extremo los cuadritos formando una tira de 6 cuadros. Formaremos 6 tiras de 6 cuadros cada una. Luego las uniremos entre sí.

Atención. Acá es donde debemos estar atentas. Antes de comenzar a unir los cuadrados, los colocaremos enfrentados sobre la mesa para observar la combinación de colores. Una vez que hayamos seleccionado el orden, recién comenzaremos a unirlos. Esto debemos hacerlo con cada tira. Pondremos atención al momento de intercalar los colores. Podemos elegir que coincidan los colores de una tira con la siguiente, o al contrario, que nunca coincida el mismo color con la hilera anterior. Sea cual fuera la elección, queda preciosa.

About these ads